EL DEPORTE DE AGILIDAD
Por: Javier Ledesma
jledesma@multicaset.com

El deporte de Agilidad es una disciplina que permite estrechar los lazos afectivos entre el perro y su dueño o manejador. Generalmente se practica al aire libre, lo que nos ofrece una oportunidad de ejercitarnos junto con nuestra mascota, y al no existir una limitante en la edad de su manejador, simultáneamente nos ofrece la ocasión para convivir con la familia.

Si bien es cierto que no existe un método infalible para entrenar a nuestra mascota, existen principios fundamentales para comenzar. Probablemente encontremos tantos buenos métodos, técnicas o sistemas para que nuestro perro aprenda tal o cual ejercicio, como buenos manejadores y entrenadores podamos encontrar en las pistas, independientemente del continente, país, estado, escuela o club, el tiempo pasado o presente, o inclusive la raza del perro.

Todo sistema o técnica tiene en mayor o menor medida elementos que nos permiten obtener buenos resultados con nuestro perro. Entre mayor sea el cúmulo de conocimientos de un entrenador, mayores serán las posibilidades de que logre su objetivo, pero lo más importante aquí es que conozcamos a nuestro perro en relación a su temperamento, apego, gustos y preferencias, en cuanto a motivadores, etc.

El deporte de Agilidad debe ser un juego controlado. Nuestro perro deberá ejecutar los obstáculos en la forma en que nosotros le enseñemos con anterioridad y en el orden en que se lo vamos indicando. Si nosotros logramos que el aprendizaje para la correcta ejecución de cada obstáculo haya sido una experiencia agradable para nuestro amigo, y establecemos una buena comunicación con él para que los ejecute en el orden en que se lo vamos solicitando a través de nuestro lenguaje verbal o corporal, seguramente obtendremos por resultado un buen recorrido en el circuito, y la consecuente grata sensación de que nuestro trabajo ha valido la pena.

Si logramos que a nuestro socio en este deporte le agrade tanto como a nosotros, lo veremos contento en los entrenamientos y en las competencias. Luego entonces es de vital importancia que para nuestro perro, Agilidad represente diversión, y exprese esa alegría para obtener su juguete, su bocado de salchicha o bien, la mayoría de las veces, el abrazo de su sonriente amo.

Probablemente el problema más recurrente para practicar Agilidad sea el encontrar un lugar en dónde hacerlo. Primeramente se requiere de un espacio relativamente grande, con una superficie que no dañe los cojinetes de nuestra mascota, y aún sin tener que llegar a los 1,200 metros cuadrados que tiene una pista para pruebas oficiales, sí se debe contar con un espacio lo suficientemente grande para en un momento dado poder colocar los obstáculos en secuencias y comenzar a practicarlas. En segundo lugar tenemos la disponibilidad de obstáculos. Aún cuando son solo 11 los diferentes tipos de obstáculos que se utilizan en el deporte, algunos de ellos son muy grandes, pesados, y no muy fáciles de almacenar. Tal vez sea este segundo inconveniente el que mayor dificultad presenta para ser resuelto. Existen varios clubes y escuelas que dentro de sus actividades practican Agilidad, pero no siempre se adaptan a nuestras necesidades, ya sea por sus horarios o bien por su ubicación. Es por ello que les doy a conocer cada obstáculo y así se irán presentando alternativas de construcción de los mismos, para que los interesados en practicar el deporte de Agilidad con su perro puedan, poco a poco, y sin que esto represente un gasto excesivo, irse allegando de obstáculos que le permitirán entrenar con mayor frecuencia y con menor inversión de tiempo.

El deporte de Agilidad utiliza 11 diferentes obstáculos:

•  “A” o Empalizada
•  Pasarela o Puente
•  Balancín o Sube y baja
•  Mesa
•  Saltos
•  Llanta
•  Muro o viaducto
•  Salto de longitud
•  Slalom
•  Túnel rígido
•  Túnel flexible
•  Como usar los obstáculos

A los primeros tres obstáculos se les conoce como “obstáculos de contacto”, debido a que el perro deberá tocar o hacer contacto con por lo menos una de sus patas ciertas zonas delimitadas al principio y final de dichos obstáculos, a las que se les denomina “zonas de contacto”.

Iniciaremos por definir estos tres obstáculos de acuerdo al reglamento en vigor, tanto en lo referente a sus especificaciones en cuanto a dimensiones, tipos de superficies, etc., así como la forma en que nuestro perro deberá ejecutarlos para no ser penalizado.

“A” o Empalizada

 Compuesta por dos planchas en forma de A .
Anchura: mínimo 0.90 metros , pudiendo aumentar en su base hasta 1.15 metros .
La cúspide se encontrará a 1.70 metros del suelo, con una apertura de 101º para todas las categorías.

Las rampas estarán provistas de listones antideslizantes clavados a espacios regulares,

(aproximadamente cada 25 centímetros ) para evitar deslizamientos y facilitar el acceso.

No podrá colocarse ningún listón a menos de 10 centímetros del límite de la “Zona de contacto”. Los listones deben tener 20 milímetros de ancho, entre 5 y 10 milímetros de grueso y no poseer bordes afilados.

Los 1.06 metros inferiores de cada rampa deberán estar pintados de diferente color (también en sus laterales) para definir claramente las “Zonas de contacto”.

La parte superior de la empalizada no presentará ningún peligro para el perro. En caso necesario se colocará una protección de goma.

Los perros deberán subir por un panel y bajar por el otro, en la dirección designada por el juez, y deberán tocar la zona de contacto tanto durante el ascenso como en su descenso, con cualquier parte de sus patas.

Probablemente sea este el obstáculo que mayor trabajo nos presente, tanto en su construcción como en su transportación, sin embargo trataremos de dar una opción que es tanto ligera como resistente.

Para construir la “A”, necesitaremos de 2 piezas similares a una puerta de las denominadas “puerta de tambor”, y las uniremos con una bisagra en su parte superior.

Para la construcción de los paneles lo primero que haremos son los 2 bastidores con bastones cuadrados de 4 centímetros por lado y de 2.44 metros de largo. Para cada bastidor necesitaremos:

•  3 tramos de 2.44 metros .
•  3 tramos de 23 centímetros .
•  3 tramos de 30 centímetros .
•  2 tramos de 1.15 metros .
•  6 tramos de 51.5 centímetros .

Unimos todas las piezas tal y como se muestra en el diagrama, y procederemos a forrar los bastidores con triplay de 6 milímetros (mm) en lo que serán las cubiertas superiores.

Antes de forrar con triplay de 3 mm las que serán las caras inferiores, colocaremos en los huecos del bastidor cuadros de unicel de 2 centímetros de espesor de aproximadamente 63.5 cm x 51.5 cm , de tal suerte que rellenen los huecos del bastidor y nos proporcionen una mayor resistencia sin incrementar el peso del obstáculo.

Colocaremos las cubiertas de triplay sobre el bastidor y las fijaremos con clavos y pegamento a todo lo largo de las piezas que conforman el bastidor, con lo que evitaremos que se deforme las superficie de nuestro obstáculo.

Ya han quedado construidos nuestros 2 paneles, ahora procederemos a fijar las tablillas de apoyo con una separación de 25 cm , para lo cual necesitaremos 18 tiras de triplay de 6 mm de espesor por 114 cm de largo y 2 cm de ancho.

Comenzaremos fijando la que será la tablilla No. 7 a 207 cm cubriendo la unión de las dos cubiertas de triplay. Las tablillas son 1 cm más cortas que el ancho de los paneles, así que las colocaremos 0.5 cm de las orillas del panel.

A partir de esa tablilla colocaremos todas las demás. Todas las tablillas deberán fijarse con tornillos para madera y pegamento, ya que serán las que proporcionen tracción para el ascenso y descenso de nuestras mascotas.

Procederemos ahora a lijar todas las superficies, teniendo cuidado de dejar redondeados todos los filos, y muy especialmente el que será la parte superior de nuestro obstáculo. Aplicamos varias capas de sellador para madera y dejamos secar perfectamente bien.

En un espacio lo suficientemente grande, colocamos ambos paneles boca abajo, esto es, con las tablillas pegadas al piso y unidos por los lados que serán la parte superior, formando así un panel de 5.50 metros de largo. Ahora uniremos ambos paneles colocando una bisagra de 1.10 metros de largo.

Una vez colocada la bisagra, podemos retirar el perno de la misma y poder así manejar y transportar cada uno de los paneles por separado.

Para lograr una superficie áspera que ofrezca un buen agarre a nuestro perro, lo que haremos es aplicar sobre las caras superiores del obstáculo una capa gruesa de pintura acrílica e inmediatamente cernir arena fina para que al secar la pintura quede una capa de arena adherida a ella. Dejamos secar perfectamente la pintura y con un cepillo retiramos el excedente de arena. Pintamos ahora los paneles por ambos lados, recordando que los 106 centímetros inferiores deberán pintarse de un color contrastante que marcará lo que se denomina “Zona de Contacto”.

Una vez se ha secado la pintura, podemos proceder a colocar armellas o cualquier otro tipo de sistema que permita fijar las cadenas o bandas que impidan que los paneles se separen más allá de la distancia necesaria para que el obstáculo mida 1.70 metros del piso a la cúspide del mismo.

 

Puente o Pasarela

Altura.- Mínima: 1.20 m – Máxima: 1.35 m .

Cada plancha de paso tendrá una longitud mínima de 3.60 m y máxima de 4.20 m , con una anchura de 30 centímetros .

Las rampas estarán provistas de pequeños listones antideslizantes clavados a intervalos regulares (aproximadamente cada 25 centímetros ) para evitar deslizamientos y facilitar el acceso.

No podrá colocarse ningún listón a menos de 10 cm del límite de la “Zona de contacto”. Los listones deben tener 20 mm de ancho, un grosor de 5 a 10 mm y no poseer bordes afilados. Los 90 cm inferiores de cada rampa deberán estar pintados de diferente color (también en sus laterales) para definir las “Zonas de contacto”.

Los perros deberán subir por las rampas, cruzar la sección central y bajar por la otra rampa en la dirección designada por el juez y deberán tocar cada una de las zonas de contacto con cualquier parte de sus patas.

Para iniciar la construcción de nuestro puente, lo primero que haremos serán 3 bastidores con bastones cuadrados de 4 centímetros por lado y de 2.44 metros de largo. Para cada bastidor necesitaremos:
•  2 tramos de 2.44 m .
•  2 tramos de 1.14 m .
•  4 tramos de 30 cm .
•  4 tramos de 22 cm .
•  1 tramo de 14 cm .

Unimos todas las piezas tal y como se muestra en el diagrama y procederemos a forrar los bastidores de manera similar a como lo hicimos con los paneles de la “A”, sólo que ahora nada más forraremos lo que serán las cubiertas superiores con 2 capas de triplay de 6 milímetros .

Colocamos las cubiertas de triplay sobre el bastidor y las fijamos con clavos y pegamento.

Una vez que hemos construido los 3 elementos principales de nuestro puente, procederemos a fijar las tablillas de apoyo similares a las de la “A” en los 2 tablones que funcionarán como rampas, para lo cual necesitaremos 30 tiras de triplay de 6 mm de espesor por 29 cm de largo y 2 cm de ancho.

Comenzaremos fijando la que será la tablilla No. 11 a 244 cm , cubriendo la unión de las dos cubiertas de triplay. A partir de esa tablilla colocaremos todas las demás.

Lijamos todas las superficies, luego aplicamos varias capas de sellador para madera y dejamos secar perfectamente bien.

Colocaremos los tres tablones boca abajo formando un largo tramo de casi 11 metros de largo, dejando al centro el tablón que no tiene tablillas y que será la parte horizontal de nuestro puente, y cuidando que los extremos de ambas rampas que serán las zonas de contacto nos queden en las puntas de nuestro puente. Ahora uniremos los tablones colocando un tramo de bisagra de 28 cm de largo entre cada uno de ellos. Una vez colocada la bisagra, podemos retirar el perno y proceder a aplicar el anti-derrapante y pintar nuestro puente tal y como lo hicimos con la “A”, sólo que ahora nuestras zonas de contacto serán de 90 cm de largo.

Para construir nuestros 2 soportes necesitaremos 4 piezas con las siguientes especificaciones, utilizando para todas las piezas madera maciza de 1” de espesor y de 15 centímetros de ancho:

A. 2 tramos de 1.30 metros .
B. 1 tramo de 60 cm .
C. 1 tramo de 20 cm .

Uniremos estas piezas por su parte superior, tramo (C) con una bisagra, para formar cada uno de los 2 caballetes que darán soporte a nuestro puente.

Fijaremos una cuerda o cinta en los tramos B para no permitir que las partes de cada caballete se separen más allá de lo necesario, de tal suerte que al colocar sobre ellos nuestro tramo que carece de tablillas, la parte superior de éste nos quede a una altura de 1.20 metros.

 

Balancín o Sube y Baja

Longitud de la plancha.- Mínimo: 3.65 m – Máximo: 4.25 m .
Anchura.- 30 cm .
Altura del eje con respecto al suelo = 1/6 de la longitud de la tabla.
Ejemplos: Longitud = 3.65 m , Altura = 60 cm .
Longitud = 4.25 m , Altura = 70 cm .
La longitud de las zonas de contacto será idéntica a la pasarela. El obstáculo debe ser estable y la superficie
antideslizante, no estando permitido los listones.
El balancín debe estar correctamente equilibrado (no se inclinará ni muy rápido, ni muy lento) y permitirá el descenso sin dificultad a los perros más pequeños.

Comprobación: el balancín debe tardar de 2 a 3 segundos en tocar el suelo, una vez colocado un contrapeso de 1 kilo en la mitad del espacio comprendido entre el eje y el extremo superior de la plancha.

Los perros deberán subir por la tabla provocando un pivoteo de manera controlable, y esperar a que la tabla toque el suelo antes de bajar. También deberán de tocar cada zona de contacto con cualquier parte de sus patas.

Para la construcción del balancín, seguiremos las mismas instrucciones para el tablón horizontal del puente, el que no tiene tablillas, sólo que marcaremos zonas de contacto de 90 cm en ambos extremos.

El soporte del balancín será muy similar a uno de los caballetes del puente, pero con las siguientes dimensiones:

A.  2 tramos de 70 cm .
B.  1 tramo de 60 cm .
C.  1 tramo de 20 cm .

Uniremos estas piezas por su parte superior, tramo (C) con una bisagra, para formar cada soporte de nuestro balancín, y éste lo uniremos al tablón utilizando también una bisagra que unirá al soporte con el bastidor del tablón en su parte central.

 

La Mesa de Pausa

Superficie.- Mínima: 0.90 x 0.90 metros (m) – Máxima: 1.20 x 1.20 m .
Altura: L: 60 centímetros (cm) – M y S: 35 cm .

Debe ser estable y su cara superior antideslizante. Podrá incorporar un dispositivo electrónico de cronometraje (con señal audible para el recuento de cinco segundos) que cubra la superficie de la mesa excepto en un área de 10 centímetros en cada uno de sus laterales.

El perro deberá esperar durante cinco segundos en cualquier posición, pudiendo modificarla durante la espera. El recuento comenzará en el momento en que el perro se encuentre sobre ella.

Si el perro abandona la mesa antes de la finalización del recuento y de la orden del juez, será penalizado con una falta, debiendo regresar a la mesa para comenzar nuevamente el mismo, resultando eliminado si llegase a realizar el siguiente obstáculo.

El acceso a la mesa está autorizado por cualquiera de los tres lados A, B y C. Si el perro la sobrepasa y accede por el lado (D), opuesto al sentido de la marcha, será penalizado con un rehúse (cinco puntos de penalización), sin embargo, no será eliminado por tomar el obstáculo del revés.

Se considera falta si el perro se desliza de la mesa debiendo subir nuevamente (autorizándose cualquier lado), momento en el que el recuento empezará de nuevo. Si el perro atraviesa la mesa por debajo será penalizado con un rehúse.

Para construir nuestra mesa requeriremos de:
•  1 pieza de triplay de pino de 10 milímetros (mm) de espesor de 90 X 90 cm
•  8 triángulos de triplay de pino de 10 mm de espesor.
•  4 tramos de bastón de pino de 4 cm por lado y 59 cm de largo.
•  1 tramo de alfombra o pasto inglés de 92 X 92 cm

 

Para los 8 triángulos “B” podemos partir de 4 piezas cuadradas de 35 cm por lado y cortarlas diagonalmente por la mitad.

Lo primero que haremos será fijar cuatro triángulos “B” en dos lados opuestos de nuestra cubierta “A”, los uniremos con pegamento y tornillos para madera.

A continuación fijaremos los cuatro triángulos B” restantes a los otros dos lados restantes de nuestra cubierta “A”, de tal suerte que los primeros cuatro triángulos que fijamos tapen los costados verticales de estos nuevos triángulos “B”. Desde arriba, los fijamos con pegamento y tornillos a la cubierta “A”, y lateralmente con los primeros cuatro triángulos “B” que fijamos a nuestra cubierta.

Si nuestro perro mide menos de 43 cm de altura a la cruz, esto es, la distancia que hay del piso a la base del cuello, escápulas o línea media del lomo (Top Line), la mesa que utilizaremos será la de 35 cm de altura.

Para perros de más de 43 cm de altura se utiliza la mesa de 60 cm de alto, para lo cual hemos de colocarle los cuatro bastones “C” en cada una de las esquinas de nuestra mesa, por la parte interna y fijarlos por dos de sus lados a los triángulos mediante tornillos.

Quitaremos todos los filos con lija para proceder a sellar y posteriormente pintar toda nuestra mesa, a excepción de la parte superior de la cubierta.

Por último pegaremos la alfombra a la cubierta “A” y sus cantos de 10 mm con lo cual lograremos dejar protegidos los bordes haciéndola segura para nuestro amigo.

 

Los Saltos

Altura: - L: de 55 a 65 cm
- M: de 35 a 45 cm
- S: de 25 a 35 cm
Anchura mínima: 1.20 m

Las vallas pueden estar constituidas por barras, paneles, puertas, cepillos, etc., sin embargo, el elemento o barra superior deberá desplazarse con facilidad.

 

Los perros deberán brincar sobre la barra superior sin desplazarlo en la dirección designada por el juez.

Para la construcción de nuestros saltos utilizaremos tubos y conexiones de PVC hidráulico de una pulgada ( 1” ).

Lo primero que haremos son los postes, para lo cual necesitaremos los siguientes materiales para cada uno de los dos postes que lleva cada salto:
•  1 tramo de 95 cm
•  1 tramo de 4 cm
•  2 tramos de 25 cm
•  2 “T” para tubo de PVC hidráulico de 1”

Utilizaremos pegamento especial para PVC para unir todas las piezas.

Ahora construiremos los paneles que se colocan en ambos lados de los saltos, con la finalidad de que nuestro socio visualice mejor el salto. A estos paneles se les conoce con el nombre de “alas”.

Para cada ala necesitaremos el siguiente material:
•  3 tramos de 95 cm
•  6 tramos de 15 cm
•  2 tramos de 25 cm
•  6 “T” para tubo de PVC hidráulico de 1”
•  2 codos de 90° para tubo de PVC hidráulico de 1”

Lo único que nos falta son los soportes para la barra y para ello necesitaremos una “T” para tubo de PVC hidráulico de 1¼”. Para cada salto necesitaremos una “T”, ya que las cortaremos por la mitad y obtendremos dos soportes.

Colocamos dos o tres ligas en cada poste y después el soporte, y sobre ellos podremos colocar la barra, la cual se hace con un tubo de PVC hidráulico de 1” y de 1.35 metros de largo. Las ligas sirven para fijar el soporte a diferentes alturas.

Podemos ahora armar nuestros saltos de dos maneras distintas: saltos con alas o saltos sin alas. En la primera opción las alas darán soporte lateral a los postes.

En la segunda opción, los postes van unidos uno con otro mediante un tubo de PVC hidráulico de 1” y de 1.37 m de largo, cuyas puntas insertamos en las “T” que se encuentran en la parte inferior de cada poste.

Ha quedado terminado nuestro salto de barra.

Existe otro salto llamado salto de panel y también puede ser con o sin alas. Es muy similar al salto de barra, la única diferencia es que el perro no puede ver a través del salto, ya que en lugar de barras lleva tablas o paneles.

Hacer nuestro salto de panel es muy sencillo: sólo necesitaremos de plástico delgado, de un metro de largo por 1.30 metros de ancho, y dos barras de PVC hidráulico de 1” y de 1.35 m de largo. Pegaremos el plástico por sus lados largos, esto es, por los que miden 1.30 m a nuestras barras, centradas, de tal suerte que las barras sobresalgan 2.5 cm a cada lado del plástico. Una vez que seque el pegamento, procederemos a enrollar el plástico alrededor de una de las barras, la cual será la que coloquemos encima de los soportes, y la otra barra quedará colgando hasta cerca del piso, logrando así nuestro salto de panel.

 

 

La Llanta

Diámetro de la abertura. Mínimo: 45 cm – máximo: 60 cm
Distancia del centro con relación al suelo: L: 80 cm – M y S: 55 cm .

La rueda será ajustable en altura por un sistema de cuerda o cadena, no permitiéndose las fijaciones rígidas. La mitad inferior deberá estar cubierta por razones de seguridad.

Los apoyos deben tener al menos 1.5 veces la distancia medida desde el suelo al límite superior de la rueda.

Los perros deberán saltar a través de la rueda en la dirección designada por el juez.

Lo primero que haremos será el marco del cual penderá nuestra rueda. Este marco lo podemos hacer utilizando tubería de PVC o bien con tubo de acero galvanizado que se utiliza en las instalaciones eléctricas llamado “Conduit de pared delgada”.

Para la primera opción necesitaremos los siguientes materiales:
A 2 tramos de 150 cm de PVC hidráulico de 2”
B  2 tramos de 110 cm
C 2 tramos de 5 cm
D  4 tramos de 90 cm
E  4 “T” para tubo de P.V.C. hidráulico de 2”
F  2 codos de 90° para tubo de PVC hidráulico de 2”

Para construir nuestro marco con Conduit de 2” de pared delgada, necesitaremos lo siguiente:
A
  2 tramos de 140 cm
B  2 tramos de 100 cm
C 4 tramos de 80 cm
D  8 codos de 90° para Conduit de 2”

Debido a que en este material no se fabrican “T”, será necesario utilizar tres codos en la parte inferior y unirlos utilizando tornillos con sus respectivas tuercas.

Hemos terminado la base que soportará a nuestra llanta y procederemos a hacer nuestra rueda. Para ello podemos utilizar un trozo de manguera o poliducto eléctrico de cuatro pulgadas ( 4” ) de diámetro y de aproximadamente 2 m de largo. Unimos los 2 extremos para formar un aro de aproximadamente 60 cm de diámetro en su parte interna.

Fijaremos en lo que será la parte superior de la rueda un tramo de cable de acero de 1/8” o una cadena de aproximadamente 50 cm de largo, así como dos tensores a ambos lados de su parte inferior, todo esto en el lado externo de la llanta.

A nuestro marco le fijaremos tres armellas o ganchos: una en el centro de su tubo superior y dos más en las esquinas inferiores, todo esto en su lado interno. En el gancho superior engancharemos la cadena que fijamos a la llanta y en los ganchos inferiores engancharemos los tensores.

A la rueda le podemos aplicar cinta adhesiva de colores contrastantes para facilitarle a nuestro perro su visualización. Con esto ha quedado terminada nuestra Llanta.

 

El Muro o Viaducto

Altura. L: de 55 a 65 cm
M: de 35 a 45 cm
S: de 25 a 35 cm
Anchura mínima: 1.20 m y 20 cm aproximadamente de grosor.

Panel liso contando con una o dos entradas en forma de túnel. La parte superior del muro deberá tener elementos móviles en forma de arco.

Los perros deberán brincar sobre los paneles en la dirección designada por el juez y sin desplazar los elementos móviles.

El Muro o Viaducto es un salto formado por dos torres laterales y tres paneles centrales, uno para cada una de las tres diferentes alturas de competencia: 25 a 35 cm para los perros pequeños, 35 a 45 cm para los medianos y de 55 a 65 cm para los perros grandes. En la parte superior de los paneles se colocan elementos similares a una teja, los cuales son fácilmente desplazables, si es que el perro los llega a tocar.

Iniciaremos con la construcción de cada una de las dos torres, para lo cual necesitaremos de:
A  4 tramos de 110 cm de tubo de PVC hidráulico de ¾”.
B  8 tramos de 35 cm de tubo de PVC hidráulico de ¾”.
C  8 tramos de 5 cm de tubo de PVC hidráulico de ¾”.
D  8 codos de 90° para tubo de PVC hidráulico de ¾”.
E  8 “T” para tubo de PVC hidráulico de ¾”.

Armamos la estructura de cada una de las torres y posteriormente forramos sus caras laterales y opcionalmente la parte superior con plástico o papel para decoración.

La altura del panel central dependerá de la altura de nuestro perro, de acuerdo a la siguiente tabla:

ALTURA MEDIDA A LA CRUZ

CATEGORÍA

ALTURA DEL PANEL

menos de 35 cm

“S” (pequeña)

20 a 30 cm

menos de 43 cm

“M” (mediana)

30 a 40 cm

43 cm o más

“L” (grande)

50 a 60 cm

Los materiales requeridos para cada panel son los siguientes:

A  4 tramos de 110 cm de tubo de PVC hidráulico de ¾”.
B  8 tramos de: 15 a 25 cm para perros pequeños.
                      25 a 35 cm para perros medianos.
                      45 a 55 cm para perros grandes.
C  4 tramos de 15 cm
D  8 tramos de 5 cm
E  8 codos de 90° para tubo de PVC hidráulico de ¾”.
F  8 “T” para tubo de PVC hidráulico de ¾”.


Una vez armada la estructura de nuestro panel, lo forramos con plástico y simulamos las aberturas.

Ya sólo nos faltan los elementos que se colocan sobre los paneles, para lo cual necesitaremos dos trozos de tubo de PVC de 6” de 28 cm de largo, los cuales cortaremos longitudinalmente por la mitad, obteniendo así cuatro tejas que colocaremos sobre el panel.

Colocamos ambas torres a los costados del panel y nuestro viaducto ha quedado listo para divertirnos junto con nuestro mejor amigo.

 

 

SALTO DE LONGITUD

Se compone de 2 a 5 elementos.
La longitud del conjunto será:
L: de 1.20 a 1.50 m ( 4 a 5 unidades)
M: de 70 a 90 cm ( 3 a 4 unidades)
S: de 40 a 50 cm (2 unidades)
Anchura del salto: 1.20 m

Los elementos se colocarán en orden creciente, el más pequeño delante con una altura de 15 cm y el más elevado de 28 cm detrás. La anchura de cada elemento: 15 cm con los planos superiores ligeramente inclinados.

Las cuatro esquinas se señalizarán mediante postes no solidarios a los elementos con una altura aproximada de 1.20 m y protección en su parte superior si fuera necesario.

Los perros deberán saltar todas las secciones sin tocar ninguna parte de ellas, entrando por en medio de los postes marcadores colocados cerca de la primera sección y saliendo por en medio de los postes colocados cerca de la sección posterior.

Los elementos del Salto de Longitud se dispondrán equitativamente y en orden creciente, de forma que obliguen a realizar un salto entre 0.40 y 1.50 m de largo según las categorías:
“S”: de 40 a 50 cm (con 2 unidades)
“M”: de 70 a 90 cm (con 3 ó 4 unidades)
“L”: de 120 a 150 cm (con 4 ó 5 unidades)

Caminar a través de él, sobrepasarlo, saltar frontal o lateralmente y no realizarlo completamente, será penalizado con un rehúse.

Desplazar o derribar alguno de los elementos, apoyar una o varias patas entre ellos se penalizará con una falta. El contacto casual no será penalizado.

Para construir el Salto de Longitud necesitaremos tablas de pino de 15 cm de ancho y ¾” de espesor con las siguientes medidas:
•  1 tramo de 1.40 m
•  1 tramo de 1.35 m
•  1 tramo de 1.30 m
•  1 tramo de 1.25 m
•  1 tramo de 1.20 m

Estas tablas formarán la parte superior de los 5 elementos de nuestro salto.

Para los laterales necesitaremos los siguientes tramos, también en madera de pino de 15 cm de ancho y ¾” de espesor con las siguientes especificaciones:
A  2 tramos de 13 cm en un lado y 14 cm el otro
B  2 tramos de 16 cm en un lado y 17 cm el otro
C  2 tramos de 19 cm en un lado y 20 cm el otro
D  2 tramos de 22 cm en un lado y 23 cm el otro
E  2 tramos de 25 cm en un lado y 27 cm el otro

Tomaremos las 3 piezas que formarán cada uno de nuestros 5 elementos del salto (A, a y a, B, b y b, C, c y c, etc.) los pegaremos y fijaremos con tornillos para madera de 3” de largo, cuidando siempre de que el corte a 90° nos quede pegado a la parte superior y el corte que hicimos diagonalmente nos quede en la parte que tendrá contacto con el piso.

Aplicamos el sellador y una vez ha secado podemos proceder a pintar nuestros cinco elementos que conforman nuestro salto.

Se sugiere aplicar cinta de un color contrastante en los cantos y extremos de la parte superior de cada elemento, para que nuestro perro los pueda visualizar mejor.

Por último haremos los 4 esquineros, y utilizaremos tubo de PVC hidráulico de 1” . Para cada esquinero necesitaremos:
A  3 “T”
B  1 tramo de 1.20 m
C  6 tramos de 10 cm

Armamos los esquineros tal y como lo muestra el diagrama y podemos colocar cinta de colores en los tubos verticales de 1.20 m para mejorar su visibilidad.

Con esto ha quedado concluido nuestro Salto de Longitud.

 

SLALOM O ZIGZAG

Número de postes: 8, 10 ó 12.

Los postes serán rígidos con un diámetro de 3 a 5 cm , su altura de 1 a 1.20 m y estarán separados 60 cm para todas las categorías.

El primer poste deberá quedar a la izquierda del perro, el segundo a su derecha y así sucesivamente.

Cada entrada incorrecta será penalizada con un rehúse. Todos los errores cometidos al salirse de una o varias puertas se penalizarán con una falta como máximo. En todos los casos, estos errores deben corregirse inmediatamente.

Rehacer a la inversa más de dos puertas conllevará a la eliminación.

El perro debe realizar el Slalom correctamente antes de acometer el siguiente obstáculo, en caso contrario, quedará eliminado.

Existen varias alternativas para hacer nuestro Slalom. La más simple es cortar 12 tramos de tubo de PVC hidráulico o industrial de 1” y de 1.20 m de largo, les colocamos un tapón en uno de sus extremos y el otro extremo lo cortamos a 45° de tal suerte que nos quede una punta afilada que podremos clavar en el pasto e ir formando el obstáculo, clavando los postes en línea recta y con una separación de 60 cm entre uno y otro. Esta es la forma más sencilla y nos puede funcionar para iniciar a nuestro amigo. Sin embargo, conforme adquiera velocidad en su ejecución, los postes no tendrán el suficiente soporte y se irán desclavando o inclusive rompiendo.

La segunda opción es construir una base para los postes con tubería de acero galvanizado de ½” que se utiliza en las instalaciones de agua, y para ello necesitaremos:
A 14 “T” para tubo galvanizado de ½”.
B  15 tramos de 58 cm de tubo de ½”
C  14 tramos de 10 cm de tubo de ½”

La longitud total del Slalom es de casi 7 metros , así que para facilitar su transporte es conveniente que lo dividamos en 3 secciones: una que sería la sección central y las otras dos serían los extremos. Además, nos ofrece la oportunidad de omitir la sección central y formar así un Slalom de sólo 8 postes.

Es muy importante que todas las piezas que forman cada sección queden apretadas al máximo y, de ser posible, aplicar pegamento para que las piezas no pierdan su angulación. A excepción de las 2 “T” de los extremos, todas las demás se colocan en posición vertical, ya que ahí colocaremos los tramos “C” de 10 cm que introduciremos en los postes.

Pintamos las 3 secciones de la base de nuestro Slalom, cuidando de no aplicar pintura en las roscas o cuerdas de los tubos de las puntas de la sección izquierda y central, ya que nos presentaría problemas a la hora de ensamblarlo.

Podemos poner cinta de colores a nuestros postes para facilitar su visibilidad, además de hacerlo más llamativo.

Estas mismas instrucciones las podemos seguir utilizando PVC hidráulico o industrial de 1” , lo que lo haría mucho más ligero, pero el riesgo que conlleva es su tendencia a romperse constantemente una vez que nuestro compañero comienza a ejecutarlo con buena velocidad.

Con esto ha quedado terminado el Slalom o Zigzag.

 

TÚNEL RÍGIDO

Diámetro interior: 60 cm
Longitud: de 3 a 6 m Debe ser articulable, permitiendo la formación de una o varias curvas.

El perro deberá entrar por el lado designado por el juez y salir por el otro lado.

El principal problema para hacer un túnel consiste no en los materiales que se pueden utilizar, sino en que cualquier material que seleccionemos forzosamente se debe coser, y son más de 100 metros lineales de costuras para las que se requieren máquinas especiales.

Sin embargo, podemos comenzar a practicar utilizando tambos industriales de metal o plástico, con el objeto de ir acostumbrando a nuestro socio a no dudar en meterse a un tubo o algo parecido a un túnel.

Podemos también simular un túnel utilizando arcos hechos con alambre y colocando una tela delgada de nylon sobre ellos. Con tramos de alambre grueso, similar al que se utiliza en los ganchos para colgar la ropa, de 1.50 m de largo, podemos formar arcos de 60 cm de altura clavando las puntas del alambre en el pasto separadas aproximadamente 60 cm una de la otra.

Una vez colocados nuestros arcos procederemos a colocar la tela de nylon sobre ellos y con eso terminamos de improvisar algo muy parecido a un túnel como los que se utilizan en las competencias.

Si estamos dispuestos a invertir en la compra de un túnel, en la ciudad de México los ofrece Alberto Ballesteros en $ 203.50 dólares y lo pueden contactar en: http://www.mundokanino.com.mx

Si lo que quieren es un túnel profesional, lo encuentran en los Estados Unidos (USA) en $ 231.00 dólares más gastos de envío e impuestos, la dirección es: http://www.ntiglobal.com/dogagility/

 

TÚNEL FLEXIBLE O MANGA

Entrada sobre una caja rígida con una longitud de 90 cm
Altura: 60 cm
Anchura: de 60 a 65 cm
Salida en material flexible Longitud: 2.5 a 3.5 m
Diámetro: de 60 a 65 cm

De ser posible, la salida podrá fijarse al suelo mediante dos clavijas. Estas fijaciones no deben distar más de 50 cm para permitir a los perros de cualquier raza salir sin dificultad.

Dividiremos la construcción de nuestra manga en 2 partes: la entrada o parte rígida y la salida.
Para construir la entrada necesitaremos los siguientes materiales:

A  Un tramo de triplay de pino de 10 mm de espesor y de 90 cm de largo por 60 cm de ancho.
B  Una lámina galvanizada calibre 20 de 180 cm de largo por 90 cm de ancho.
C  Un tramo de conduit ranurado de 2” y de 2 m de largo.

Fijaremos con tornillos de 2” uno de los lados de la lámina al canto de nuestro triplay, después de lo cual iremos doblando la lámina hasta hacerla coincidir con el otro canto del triplay y la fijamos también mediante tornillos.

Procedemos a aplicar sellador a la tabla y una vez que ha secado podemos aplicar anti-derrapante en la cara superior del triplay y posteriormente pintar todo lo demás. El tramo de conduit ranurado lo meteremos sobre el borde de la lámina que será la entrada del obstáculo con el fin de proteger a nuestro perro, en caso de chocar contra el filo de la lámina.

Para la parte que formará la salida sólo necesitaremos 2 tramos de tela de nylon de 3 m de largo por 1.25 m de ancho cada uno. Los unimos mediante costuras por sus lados largos para formar así una manga o tubo que fijaremos al otro extremo de la entrada o parte rígida que previamente construimos. Podemos fijar la tela a la lámina y al triplay mediante la utilización de cinta velcro, o también podemos hacer perforaciones e ir pasando un cordel como si los estuviésemos cosiendo.

Con esto damos por terminada la construcción de nuestro set de obstáculos, ahora ¡¡¡a divertirse!!!

 

CÓMO USAR LOS OBSTÁCULOS

A excepción del slalom o zig-zag, todos los obstáculos demandan movimientos que cotidianamente hace nuestro compañero: saltar, correr, subir o bajar, meterse en su casa, etc. Todo esto ya lo sabe hacer, lo único que necesita aprender es a hacerlo bien cuando nosotros se lo solicitemos.

Una manera muy práctica para que nuestro amigo se familiarice con los obstáculos es montar una especie de pista o circuito con el mayor número de obstáculos posible, observando lo siguiente:

•  Las barras de los saltos deberán colocarse a la menor altura posible, ya que lo único que por ahora nos interesa es que pase por en medio de los dos postes y tenga que librar la barra mediante un pequeño salto.

•  La llanta deberá prácticamente estar a nivel del piso, lo único que pretendemos es que pase a través de ella.

•  Utilizaremos sólo dos o tres de los elementos del salto de longitud, con una separación de aproximadamente 10 centímetros (cm) de tal suerte que prefiera saltarlos a caminar sobre de ellos.

•  Los túneles no tendrán más de 1 ó 1.50 metros (m) de largo y se colocarán en línea recta, sólo queremos que entren en ellos sin que les infunda miedo.

•  La “A” no tendrá una altura mayor a un metro, lo que por ahora pretendemos es que corra sobre ella, sin tener que saltar para llegar más fácilmente a la cúspide o para bajar de ella.

•  No colocar por ahora el Puente o Pasarela, ni el Balancín o Sube y Baja, ni la Manga ni el Slalom, ya que estos obstáculos requieren un comienzo un poco más elaborado.

•  Aunque no ejecutaremos ninguna secuencia específica, procuraremos que exista un espaciamiento de entre 6 y 8 m entre todos y cada uno de los diferentes obstáculos.

Una vez que montamos nuestra pista, lo que haremos es ponernos a jugar con nuestro compañero y una pelota o cualquier otro tipo de atractor. Lo que ahora nos interesa es sólo acostumbrarlo a la presencia de los obstáculos.

Poco a poco iremos pasando nosotros mismos por entre los postes, o con la pelota en mano haremos que él pase corriendo por entre los postes o que corra por arriba de las rampas de la “A”. Después podemos arrojar el atractor de tal suerte que el perro tenga que “ejecutar” el obstáculo para alcanzar su juguete, esto es, saltar la barra colocada entre los postes, pasar por en medio de la llanta, meterse al túnel, subir por la “A”. Vayamos improvisando un circuito, hagamos diferentes secuencias con los diferentes obstáculos con los que contamos, cuidando de parar el juego en cuanto el perro manifieste cualquier pérdida de interés.

Ya que esto debe representar un juego para nuestro socio, no debe existir absolutamente ningún tipo de orden, nos limitaremos a mencionar el nombre del obstáculo mientras el perro lo ejecuta, con la intención de que asocie el “nombre” del obstáculo con la acción que está llevando a cabo, ya que posteriormente ese “nombre” se convertirá en la “orden” para la ejecución de un determinado obstáculo.

La ejecución de este juego nos demanda nuestro primer paso para el entrenamiento: dar nombre a cada uno de los obstáculos. Podemos nombrar a los obstáculos como nos plazca, pero debemos de tomar en cuenta lo siguiente:

•  Cada obstáculo deberá tener un nombre que suene diferente al de los demás, lo que nos ayudará para que nuestro perro no los confunda.

•  El nombre deberá ser lo más corto posible, para facilitar su pronunciación al manejador y su asociación con el obstáculo por parte del perro.

Tomémonos el tiempo suficiente para escoger el nombre de cada obstáculo. Probemos su pronunciación y comprobemos que dicha pronunciación no se confunde con ninguna otra de nuestros demás obstáculos. Una vez que hemos seleccionado nuestros nombres u órdenes, memoricémoslos perfectamente, ya que si por alguna razón los cambiamos provocaremos una confusión a nuestro perro.

Estos nombres los utilizaremos durante nuestras sesiones de Juego de Agilidad con nuestro amigo, pronunciando el nombre del obstáculo cuando el perro lo está ejecutando. En este juego lo único que pretendemos es la familiarización de nuestro amigo con los obstáculos y la asociación del nombre con la ejecución de cada obstáculo. No debe haber correcciones de ningún tipo como respuesta a una mala ejecución, ni tampoco nombrar al obstáculo antes de su desempeño, ya que esto sería como ordenarle al perro una determinada ejecución, y en esta fase del juego no deben existir las órdenes.

Una vez que nuestro amigo ejecuta con muy buena velocidad y voluntad todos los obstáculos que le hemos presentado, podemos pasar al entrenamiento individual de cada uno de los obstáculos.

El entrenamiento de cualquier obstáculo conlleva la introducción paulatina de tres diferentes variables:

•  Posición del manejador respecto a su perro.
•  Distancia entre el perro, el manejador y el obstáculo.
•  Dificultad para la correcta ejecución del obstáculo .

1. Posición del manejador. En el deporte de Agilidad no existe ningún tipo de restricciones en cuanto a la posición del manejador respecto a su perro. El manejador puede llevar a su perro al lado derecho o al izquierdo, ir delante de su perro o corriendo detrás de él. Dependerá del diseño del recorrido la conveniencia de manejar por la derecha o por la izquierda, o la posibilidad de correr delante de nuestro perro e irle indicando el obstáculo en turno o ir detrás de él y desde ahí dirigirlo de obstáculo en obstáculo. Es por ello que el entrenamiento debe comprender diferentes posiciones del manejador durante la ejecución de los obstáculos.

2. Distancia entre perro, manejador y obstáculo. Por muy rápido que sea un manejador, su perro siempre correrá más rápido. Es muy común ver en pistas perros que rebasan a sus manejadores y tienen que esperarlos para continuar su recorrido, lo que conlleva a la pérdida de tiempo para concluir un circuito. Este problema se minimiza si desde el entrenamiento se acostumbra al perro a ejecutar los obstáculos estando separado de su manejador, ya sea que se encuentre cerca o alejado de él.

3.- Dificultad en la ejecución del obstáculo. Los obstáculos deben ejecutarse de determinada manera por todos los competidores, pero dependiendo de la altura de los perros se determina la altura o longitud de los mismos. En el deporte de Agilidad todos los perros se agrupan en tres diferentes categorías, dependiendo de su altura. La altura de los perros se determina por la distancia vertical que existe entre el piso y la cruz. Se denomina cruz a la región en donde termina el cuello y comienza la espalda, justo en donde se localizan las escápulas del perro.

CATEGORÍA
ALTURA DE SALTO
ALTURA DE LA LLANTA
ALTURA DE LA MESA
LARGO DE SALTO
S
25 a 35 cm
55 cm
35 cm
40 a 50 cm
M
35 a 45 cm
70 a 90 cm
L
55 a 65 cm
80 cm
60 cm
120 a 150 cm

Existen tres diferentes categorías:

“S” (Pequeña) Para perros que midan menos de 35 cm a la cruz.
“M” (Mediana) Para perros de 35 cm o más
pero menos de 43 cm a la cruz.
“L” (Grande) Para perros que midan 43 cm o más de altura a la cruz.

 

De acuerdo a estas categorías, un perro grande deberá saltar una altura máxima de 65 cm , pero no iniciaremos su entrenamiento obligándolo a saltar esa altura, sino que podemos iniciar en 20 cm y la iremos incrementando gradualmente. Lo mismo aplica para la llanta y para el salto de longitud.

Para la “A”, la altura en una competencia es de 170 cm para todas las categorías, pero iniciamos con una altura de menos de un metro y la iremos levantando hasta llegar a su altura final de 1.70 m .

Otro aspecto que implica dificultad para ejecutar un obstáculo es el grado de angulación con la que lo debe acometer nuestro perro, de acuerdo a la trayectoria que trae respecto al obstáculo anterior. Lo más sencillo es iniciar con trayectorias rectas o con angulaciones menores a los 60° y, poco a poco, incrementarlas hasta llegar a cambios de dirección de 180° o más.

Vamos a ejemplificar estas tres variables en el entrenamiento de un salto, pero recordemos que la metodología es prácticamente la misma para todos los obstáculos.

Nos colocamos con nuestro perro al lado justo frente al obstáculo, a una distancia de 2 o 3 metros (A)

Lo animamos y hacemos que avance hacia el obstáculo. Justo antes de llegar al obstáculo pronunciamos el nombre que escogimos para dicho obstáculo, y reforzamos la orden con un movimiento corporal, extendiendo nuestro brazo y pasándolo por encima del obstáculo. (B)

Si nuestro socio obedeció la orden y ejecutó bien el obstáculo (en este caso consiste en pasar por encima de la barra sin derribarla), entonces lo felicitamos y premiamos su buen desempeño. (C)

Esta secuencia la repetimos, pero ahora acompañándolo desde el otro lado. Si nuestro amigo está acostumbrado por alguna razón a trabajar estando a nuestro lado izquierdo, será necesario hacer 2 ó 3 pasadas llevándolo por el lado derecho por cada ocasión que lo hagamos llevándolo por el lado izquierdo para condicionarlo a trabajar por ambos lados.

Para enseñarle a trabajar detrás de nosotros, lo que haremos es dejarlo quieto en el punto “A” y nosotros nos colocamos al otro lado del obstáculo en el punto “C”. Desde ahí lo animamos a venir y damos la orden cuando llegue al punto “B”. Si su ejecución es correcta lo premiamos, de lo contrario lo volvemos a colocar en el punto de inicio y repetimos el ejercicio como si nada hubiese pasado y fuese la primera vez que lo intentamos.

Para hacer que nuestro compañero nos deje atrás y ejecute un obstáculo necesitaremos de la ayuda de otra persona. Iniciamos con nuestro perro al lado en el punto “A” y nuestro ayudante se colocará detrás del punto “C”, y colocará en el piso el atractor, asegurándonos de que nuestro perro lo identificó perfectamente. En seguida lo mandamos por su premio, pronunciando la orden cuando llegue al punto “B”.

Si nuestro can ejecutó correctamente el obstáculo, entonces nuestro ayudante le permitirá cobrar su premio, pero si la ejecución no fue satisfactoria, el ayudante deberá impedir que nuestro perro tome una recompensa que no se ha ganado. Llamamos a nuestro perro evitando que ejecute el obstáculo en sentido contrario y lo volvemos a intentar desde el principio. No hará falta ninguna corrección, ya que el hecho de no recibir su premio representa una llamada de atención y nuestro socio seguramente pondrá más atención en el siguiente intento.

Con esto hemos cubierto el aspecto referente a la Posición del Manejador y comenzamos a introducir el segundo aspecto del entrenamiento que es la distancia, ya que al llamar a nuestro perro o al mandarlo por su premio a través del obstáculo hemos logrado separarnos de él a una distancia de más de 3 metros .

Cuando somos capaces de obtener un buen desempeño al llamarlo o al mandarlo, podemos dejar de acompañarlo durante la ejecución, y comenzamos a llamarlo y a mandarlo desde diversos puntos, que significarán diferentes distancias y posiciones entre el obstáculo, el manejador y su perro.

Imaginémonos la carátula de un reloj en donde el obstáculo se encuentra justo en el centro y su trayectoria natural es del número 12 hacia el número 6. Iniciaremos desde el #12 con nuestro perro colocado al lado derecho y a una distancia de 2 ó 3 metros del obstáculo. Del otro lado, en la posición # 6 se colocará nuestro ayudante con el atractor y haremos un par de veces el mismo ejercicio arriba mencionado. Después iniciaremos desde la posición # 11 con nuestro perro al lado izquierdo y lo mandamos un par de veces. Posteriormente iniciamos desde la posición # 1 con el perro al lado derecho, desde la # 10 con el perro del lado izquierdo y desde la # 2 con nuestro amigo del lado derecho. Repetimos la secuencia pero invirtiendo la posición del perro, iniciando en # 12 con él del lado izquierdo, # 11 al derecho, # 1 al izquierdo, # 10 al derecho y # 2 con nuestro amigo al lado izquierdo.

Ahora practicaremos dejar a nuestro perro en la posición # 12 y dejarlo quieto mientras nosotros nos colocamos en la posición # 6, lo llamamos y damos la orden del obstáculo al mismo tiempo que lo señalamos, extendiendo nuestro brazo hacia el obstáculo.

Si el obstáculo es ejecutado en forma correcta, felicitamos a nuestro amigo y le damos su recompensa; si no lo realiza bien, entonces lo llevamos de nuevo al punto de inicio y lo volvemos a intentar.

Una vez que nuestro socio realiza el ejercicio correctamente viniendo de frente, procedemos a practicarlo dejándolo en las posiciones # 1, # 11, # 2 y # 10.

Cuando hemos conseguido que la correcta ejecución desde cualquier ángulo en un par de sesiones de entrenamiento diferentes, podemos ir incrementando la distancia al obstáculo. Si iniciamos a 3 metros intentémoslo a 5 metros , después a 7, pero siempre desde todas las posiciones y ya sea estando junto a él y enviándolo hacia el obstáculo o bien llamándolo desde el otro lado, cerca de la posición # 6.

Con esta forma de trabajar, hemos introducido una parte de la dificultad para ejecutar los obstáculos que son las angulaciones. Nuestro amigo ya comienza a acometer los obstáculos desde diferentes trayectorias y no realiza sólo aproximaciones en línea recta.

Para terminar con el aspecto de la dificultad para ejecutar el obstáculo sólo nos restará ir incrementando la altura y longitud de los obstáculos. Estas variables las iremos introduciendo paulatinamente durante los ejercicios. Podemos iniciar nuestras pasadas acompañando al perro con una altura de salto de la mitad de lo que en una competencia deberá saltar, y poco a poco ir aumentando la altura de la barra hasta llegar a la que le corresponde.

Una vez que nuestro perro salta la altura que le corresponde en aproximaciones rectas, podemos ir incrementando la altura en los ejercicios que requieran aproximaciones anguladas, ya que estas últimas demandan más de nuestro compañero para su correcta ejecución.

Así como paulatinamente iremos incrementando la altura (de los saltos, el viaducto, la llanta, la “A”, de la mesa, etc.), haremos lo mismo con la longitud (los túneles y el salto de longitud), extendiéndolos poco a poco durante las diferentes sesiones de entrenamiento.

Hemos omitido por ahora hablar del Puente, del Sube y Baja, de la Manga y del Slalom, debido a que su entrenamiento requiere de cuidar ciertos detalles.